Venezuela exhorta en Ginebra a la Oficina de la Alta Comisionada para DDHH a dar un tratamiento objetivo a sus informes

En el debate general sobre el Informe anual de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el área de asistencia y cooperación técnica; Larry Devoe, secretario ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos y representante de la delegación venezolana, alertó este jueves sobre la insistente pretensión de instrumentalizar el uso de los derechos humanos como una vía para satanizar a los países del sur.

“Este es el caso de la adopción selectiva de mandatos contra países determinados, que no se subordinan a las potencias hegemónicas de turno. En estos mandatos promueven la presentación de informes y actualizaciones orales de la Oficina del Alto Comisionado, que luego sirven de base para desatar terribles campañas mediáticas, con las cuales se omiten los esfuerzos desplegados por los países del Sur en la promoción y protección de los derechos humanos de sus pueblos”, enfatizó el funcionario venezolano, en el contexto de la 43 Sesión Ordinaria del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que tiene lugar en Ginebra, Suiza.

Consideró inconcebible que la Oficina invierta más tiempo en señalamientos negativos sobre la situación de los derechos humanos en algún país, que en destacar la cooperación y los avances positivos en el ámbito de los derechos humanos producidos en dichas naciones.

El Secretario Ejecutivo del Consejo Nacional de Derechos Humanos afirmó que la cooperación y el fomento de las capacidades nacionales son una herramienta efectiva, no politizada, imparcial y objetiva para prevenir los abusos y promover la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en el mundo. “Ellas solo son posibles, mediante el diálogo genuino y la cooperación, sin imposiciones, ni injerencias”, sentenció.

En tal sentido, en nombre de la República Bolivariana de Venezuela, Devoe exigió el debido equilibrio y tratamiento objetivo en el contenido y presentación de los informes de la Oficina del Alto Comisionado.

Durante su intervención, además reiteró el llamado para que la Oficina del Alto Comisionado fortalezca y priorice la cooperación, la asistencia y el fomento de la capacidad a los Estados en materia de derechos humanos, sin distinción alguna.